22.11.05

Hola, Mundo.

Qué decir, cómo empezar.

¿Me presento? No, para qué. Lo que digo y lo que hago me defininen más que lo que pienso de mí mismo.

Podría hacer una exposición de intenciones, pero lo que realmente querría es que esto creciera y dejara esos deseos en la papelera.

Lo cierto es que esto nace de una idea reciente de mi amigo Elías, y de la recuperación de una más vieja mía. Con la perniciosa influencia de la Señorita Vainilla y la admiración a algunos blogs realmente buenos que hay por ahí (y que iré enlazando donde corresponde). Ambas suficientemente difusas como para que sea difícil detallarlas.

Veremos en qué queda todo esto.

1 comentario:

Srta.Vainilla dijo...

La vida está llena de comienzos, te seguimos...
Emoción... intriga... dolor de barriga...